Cómo funciona un panel solar

¿Cómo funciona un panel solar? Para realmente entender el funcionamiento y la importancia de este recurso, que nos permite aprovechar las ventajas de la energía renovable,hay ciertos aspectos que es importante tomar en cuenta. Ven y conoce con nosotros el funcionamiento de un panel solar.

Hace poco hablamos de la energía solar. Esta tecnología que permite aprovechar la energía del sol para producir electricidad, necesita de las llamadas células fotoeléctricas, que son las partes que permiten transformar la luz, gracias a un proceso conocido como “efecto fotoeléctrico”.

funcionamiento-de-un-panel-solar
Si queremos entender cómo funciona un panel solar, debemos tener en cuenta este proceso que si bien puede sonar complicado, en realidad es bastante simple.
La luz que recibimos diariamente del sol, llega a nosotros en forma de fotones y para aprovechar dicha energía, los fotones se reflejan sobre la superficie de los paneles solares (que están construidos principalmente con silicio) y una vez “capturados” por los paneles, el silicio transmitirá electrones, que producirán corriente eléctrica.

Actualmente muchas empresas están experimentando con celdas fotovoltaicas de doble cara para aprovechar el doble de la energía, haciendo que la superficie expuesta a la luz sea mucho mayor, ayudándose con superficies reflectantes. Este tipo de celdas son conocidas como paneles solares fotovoltaicos, pero son pocas las empresas que cuentan con la capacidad suficiente para producirlas en masa.

¿Cómo funciona un panel solar?

El funcionamiento de un panel solar es simple: el proceso se basa en el efecto fotovoltaico, donde gracias a la presencia de ciertos elementos semiconductores, transforman los rayos del sol en electricidad.
Como funciona un panel solarRecordemos que para entender cómo funciona un panel solar, debemos tener claro que las células fotovoltaicas conforman el equipo y son las encargadas de producir la electricidad, siendo así, lo que conocemos como “fotovoltaico” es el grupo de células que están agrupadas sobre una base adecuada y previamente cubierta con materiales que la protejan de agentes atmosféricos como la lluvia y el viento ¿Te imaginas cuánto podrías ahorrar en tu recibo de luz?

Su uso representa un avance importante en cuanto al cuidado del medio ambiente, gracias a que estamos hablando de una energía renovable e inagotable: no se corren riesgos de que el sol desaparezca, por lo menos no durante millones de años.
Además que es una energía totalmente limpia que no implica ninguna clase de procesos químicos o combustión, por lo que no contamina la atmósfera y no empeora el cambio climático.

Coméntanos ¿ya conocías cómo funciona un panel solar?